#

Carpooling. Precauciones y acuerdos de seguridad

03/09/2013

Una de las tareas que como padres de familia nos tocan es transportar a nuestros hijos a los lugares donde desarrollan sus diversas actividades diarias: escuela, gimnasia, ballet, karate, pintura, inglés, natación, tardes de juego con amigos…en fin, ya sabes de qué hablamos.

Tantos viajes pueden ser desgastantes, pero existen formas de aligerar tu carga diaria, una de ellas es el “carpooling”, una práctica que consiste en ponerte de acuerdo con vecinos que tengan a sus hijos en la misma escuela o actividades que los tuyos, y organizarse para alternar turnos para llevar a todos los pequeños.

Suena bien ¿no? Antes de lanzarte a esta aventura, te compartimos algunos tips que te serán útiles al organizarte con otros padres, y también a la hora de ser tú quien los lleve. Recuerda que además de tus hijos, serás responsable de los hijos de otras personas.

 

Organización

  • Establezcan arreglos justos y asegúrense de que todos los participantes se comprometan.- No se vale que de pronto el papá o mamá en turno te pida cubrirlo porque él o ella tienen algo qué hacer.
  • Hagan una lista con los horarios en los que hay que dejar y recoger a los niños.- En ésta también deben incluir si alguno de los pequeños tiene una actividad extra después de la escuela, por lo que no viajará en el regreso con todos.
  • Compartan números de teléfono, emails y datos de vehículos de todos los involucrados, y mantengan comunicación constante.- Si tu hijo o hija se enfermó y no asistirá a la escuela, debes llamar al padre en turno a tiempo, así no retrasarás a los demás.
  • Investiguen si en la escuela es necesario avisar quién recogerá al niño.- Hay instituciones que por seguridad sólo permiten que los alumnos se vayan con la persona autorizada, en este caso, debes tomar tus precauciones.
  • Avísale a tu hijo o hija quién lo recogerá cada día o semana, según el acuerdo que tengas con los vecinos.
  • Vigilen que los pequeños viajen seguros, sin importar el auto en el que van.- Todos deben llevar su cinturón de seguridad, y quienes lo requieran, ir sentados en su asiento de seguridad.

 

Seguridad ante todo

¿Llegó tu turno en el carpooling? Aquí están algunas precauciones necesarias en tu trayecto, recuerda que llevas una gran responsabilidad contigo.

  • Disminuye al máximo las distracciones.- Los niños pueden ponerse de mal humor en el auto, evita distraerte consolándolos o regañándolos llevando juguetes no ruidosos, libros, cds con música para ellos y hasta algún pequeño snack. Si la situación se sale de control, oríllate y resuelve el problema con el carro detenido.
  • Cinturones de seguridad.- Los niños menores de 4 años deben ir en un asiento especial. Aquellos niños cuyos pues no toquen el suelo cuando están sentados, necesitan un “booster”. Para saber si el niño puede usar el cinturón toma en cuenta lo siguiente:

 

Las rodillas pueden doblarse por sí solas sobre la orilla del asiento; los pies llegan al suelo; el niño puede sentarse sin encorvarse; el cinturón puede usarse sobre la parte superior de los muslos, y el que va sobre el hombro queda naturalmente sobre éste y el pecho.

En esta imagen te mostramos la posición en que el cinturón debe quedar para garantizar la protección del niño:

cinturon 300x151 Carpooling. Precauciones y acuerdos de seguridad

 

 

Ahora ya estás listo para comenzar con el carpooling, una actividad que puede ahorrarte tiempo, dinero y mucho estrés.