#

¿Cómo hacer que mi hijo me escuche?

03/11/2014

Si eres nueva en esto de ser mamá te habrás topado con que tu hijo muchas veces no responde, no entiende o se distrae de lo que le estás diciendo. Esto es normal ya que incluso a los adultos, les pasa lo mismo ¿alguna vez te han preguntado o comentado algo cuando ves tu programa favorito o estás concentrada en algo y hasta la tercera vez te das cuenta? Entonces si es normal, (y de hecho un niño entre los 24 a 36 meses necesita que lo enseñes a guiar y enfocar su atención en el lenguaje para un correcto desarrollo mental) con estos consejos le ayudarás a ejercitar su poder de entendimiento y concentración.

Abre un canal de comunicación directo

No basta con que le hables de lejos, y es peor la idea de intentar que te escuche de una habitación a otra, incluso si estás de pie y él sentado será difícil que entables una adecuada comunicación. Lo mejor que puedes hacer es ponerte en su nivel, si estás de pie y el sentado, siéntate a su lado o agáchate hasta que se puedan mirar a los ojos (esto es importantísimo), una vez generado el contacto visual empieza a hablarle, verás cómo reacciona de inmediato.

comunicacion ¿Cómo hacer que mi hijo me escuche?

Háblale sencilla y claramente

A edades pequeñas tus hijos no comprenden muchas palabras y conceptos, así que lo mejor sería que le hables en un lenguaje que pueda comprender, sencillo y en oraciones cortas para que no se vaya a confundir por ejemplo si le dices a tu hijo, “El piso está frío y si no te pones tus zapatos podrías enfermarte de tos” es probable que no sea tan efectivo como “Hijo, hace frío: Ponte los zapatos”.

Cumple tus promesas

Es muy importante que seas firme en cuanto a promesas y castigos se refiere. Si le dices “Si te terminas toda la cena te leeré un cuento para dormir” deberás cumplir el trato ese mismo día a la hora que le toque ir a la cama; si por el contrario le dices por ejemplo, “Si le vuelves a pegar a tu hermanito te quedarás sin ver televisión el resto del día” hay que cumplírselo por más que ese día pasen en especial de Halloween que tanto ha querido ver o aunque llore o patalee. Lo importante es que sepa que tanto tus promesas como castigos valen así podrá confiar más en ti.

Refuerza tus palabras

El lenguaje no verbal también es muy importante a la hora de comunicar un mensaje, no es lo mismo decirle, “No estoy enojada” apretando los dientes a hacerlo con una sonrisa de oreja a oreja, ¿cierto? Entonces cuando le des una indicación refuérzalo con palabras por ejemplo si le dices “vamos a comer” puedes hacer un gesto que indique que te llevas algo a la boca o tal vez acariciarte el estómago como si estuvieras llena.

Avísale las cosas

Si necesitas que te haga caso en un momento determinado, avísale con tiempo para que lo tenga en mente, por ejemplo si está en una fiesta muy divertido y se tienen que ir a las 5 a otro compromiso dile unos 15 minutos antes “Hijo, nos vamos en un rato (o 15 minutos), cuando te llame te despides de tus amiguitos y nos vamos”, así él estará mentalmente preparado.

Si le vas a dar instrucciones que sean sencillas y hazlas divertidas

Si le dices a tu niña “Arregla tu cuarto” es muy probable que no sepa por dónde empezar, pero si le dices cosas directas y sencillas como “Guarda tus muñecas en la caja de juguetes”, sabrá qué hacer y si le dices “Vamos a jugar a que un gigante salvaba a todas la princesas del mundo y se los llevaba a vivir a un hermoso castillo (la caja de juguetes)” harás de la experiencia algo entretenido que no verá con tanto desagrado.

limpar la casa ¿Cómo hacer que mi hijo me escuche?

Predica con el ejemplo

Tu ejemplo siempre será más importante que tus palabras, si quieres que te pongan atención SIEMPRE que les hables tú también deberás hacer lo mismo, por ejemplo si tu hijo te habla aunque estés cocinando, o haciendo otra cosa es importante que te tomes unos segundos para mirarlo a los ojos y escuchar lo que te quiere comunicar, contéstale bien, no le des la espalda y permítele terminar (dentro de lo posible) sin interrumpirlo.

padres hijos ¿Cómo hacer que mi hijo me escuche?

Por último y para la reflexión: ¿Te gustaría que tu jefe siempre te señalara los errores que cometes en tu trabajo? ¿Aprenderías mejor de otra forma? ¿Cómo es la comunicación con tu hijo? Tu hijo te escuchará mejor si notas cuando se comporta bien y haces un comentario sobre ello en lugar de señalar solamente lo negativo. Darle a tu pequeño mucho reconocimiento positivo será más efectivo que sólo estarlo regañando, recuerda: Es sólo un niño y es natural que cometa errores al aprender, pero con paciencia, firmeza y mucho amor verás que cada día lo hará mejor.