#

¿De picnic con los niños? Una Guía básica

28/04/2014

Ya estamos en primavera y los campos y montañas se visten con su mejores y más verdes y exuberantes galas; es la época perfecta para poner en contacto a nuestros hijos con algo más que el ruido y el aire sucio de la ciudad: La naturaleza. Porque sabemos que estas salidas se quedan por siempre en los recuerdos de los niños te dejamos unos tips para realizar una excursión agradable y memorable.

Listos para el día de campo ¿a dónde vamos?

Debemos elegir el lugar según la edad de nuestros hijos, porque después de la comida vendrá el paseo y como sabemos los niños menores de dos años tendrán que ir en hombros o un portabebés y ya sabemos lo que eso puede llegar a pesar. Los parques ecológicos son recomendados porque tienen una infraestructura que permite ciertas libertades que otros sitios al aire libre no ofrecen, como asadores, sanitarios, tiendas o, en algunos, incluso enfermería.

Si elegiste un lugar en plena naturaleza, es conveniente que escojas un sitio con sombra, con un área amplia para que los niños jueguen, que sea más o menos plano y alejado de peligros como panales de abejas, desfiladeros de montañas o ríos profundos, y en el cual, tengas control visual de tus hijos todo el tiempo. Extiende una manta que sirva como mesa y área de descanso, asegúrate de poner algunos objetos pesados en las esquinas para que no se vuele.

¿Qué llevo?

-Ropa adecuada al sitio que se va, como pantalones cortos, sandalias o tenis con suela apropiada, camisetas o camisas de manga corta (hay que tomar en cuente que en algunos sitios como la montaña, la temperatura puede bajar drásticamente al oscurecer).

-Una hielera es esencial, en ella podemos llevar nuestras bebidas favoritas, agua, refrescos, etcétera, también es excelente para mantener los alimentos frescos por más tiempo.

-De comer es aconsejable que el menú no sea muy complicado y que de preferencia puedas comerlo con las manos, como un sandwich o una hamburguesa o pollo frito. Llevar comidas que requieran líquido como sopas o salsas que se puedan derramar no son recomendadas, como tampoco alimentos que se echen a perder rápidamente.

-Mantas, bolsas de dormir, hamacas para colgar entre árbol y árbol, (si eres bueno con las manos una cuerda larga y un pedazo de madera se puede convertir en un columpio), un balón de futbol soccer, americano o voleibol, raquetas de tenis o un frisbee, una cometa o papaplote (abajo te decimos cómo hacer uno)… en fin, lo que se te ocurra, aunque no te angusties si no llevas muchas cosas, en la novedad del campo hasta palitos y piedras pueden ser excelentes juguetes para un niño.

¿Qué hago?

Además de la actividad de la comida, con los objetos que te mencionamos arriba ya te podrás imaginar la cantidad de juegos que se pueden hacer; pero si tu hijo es todavía pequeño para actividades elaboradas, enséñale la naturaleza, camina con él y señálale los nombres de las cosas: árbol, flor, pájaro, vaca, nube, cielo, montaña; rompe una piedra con otra y muéstrale los brillos que ahí se encierran y llévatela a casa como un recuerdo… él estará maravillado de ese mundo nuevo que conoce por primera vez.

De vuelta a la ciudad

Antes de irse limpien muy bien el lugar, apaguen la fogata completamente (puedes usar el agua de la hielera) recojan la basura y deposítenla en los contenedores del lugar o llévenla de regreso hasta que puedan tirarla en un lugar adecuado, es importante que dejen todo como lo encontraron para trasmitirle con el ejemplo, además del gusto por el campo, el respeto a la naturaleza y la conservación del medio ambiente.