#

¿Debo hacer que mis hijos estudien en vacaciones?

09/12/2014

Cuando de educación se trata hay muchísimos métodos y puntos de vista al respecto, desde los más conservadores y rígidos, que están a favor de una instrucción demandante (como en ciertos países de Asia cuyas jornadas de estudios para niños es muchas veces mayor a las 12 horas), hasta los más liberales que recomiendan aprender al ritmo del propio estudiante. Aquí te presentamos los dos lados de la moneda y qué tienes que hacer en cada caso, independientemente de que postura quieras tomar, aunque muchos concuerdan en que no debe ser un extremo u otro sino una mezcla sana de ambas.

Si decides que tus hijos sí deben estudiar en vacaciones

Muchos sostienen que hay que entrenar al cerebro constantemente como a un músculo y que dejarlo “inactivo” en las épocas de vacaciones puede hacer que pierda algo de sus avances; también que los hábitos de estudio requieren tiempo y son difíciles de inculcar de manera efectiva y definitiva, además sostienen que al regresar de las vacaciones están mejor aclimatados a la carga de trabajo por lo cual batallan menos que sus compañeros en retomar el ritmo de estudio.

Si esta es tu posición entonces:

1.- Establece una rutina de trabajo
El mejor momento para el estudio es por las mañanas poco después del desayuno, ya que a esta hora el cerebro está fresco, descansado, alimentado y con mayor capacidad de concentración. Esto tiene la ventaja adicional de que tus hijos sentirán que tienen el resto del día libre.

2.- Designa un lugar específico de estudio
Esto no es sólo para la época de estudio en vacaciones: tener un lugar permanente, cómodo iluminado y con todo lo necesario a la mano, les ayudará a forjar un hábito de estudio más rápidamente.

estudiar en vacaciones sitio de estudio ¿Debo hacer que mis hijos estudien en vacaciones?

3.- Planifica los estudios
Desarrolla un calendario de trabajo, no saturándolo demasiado y dejando días de descanso y contemplando las fechas importantes como el 24 y el 25 de diciembre o el 31 y el 1ro (por supuesto hay que incluir sábados y domingos). Si tu hijo ya es un poco más grandecito inclúyelo en la toma de decisiones para que se sienta involucrado y se esfuerce más.

4.- Sé flexible
Tampoco hay que ser demasiado estrictos si queremos que no relacionen el estudio con emociones negativas y luego lo rechacen, si por ejemplo surge un viaje familiar o llegan visitas inesperadas, puedes hacer concesiones y que no trabajen ese día, siempre y cuando realicen sus deberes más adelante.

5.- Acompáñalo a estudiar
Es una muy buena idea que prediques con el ejemplo, así puedes hacer pendientes personales a la misma hora y en la misma habitación en la que estudian tus hijos, o bien puedes acompañarlos y ayudarlos en sus deberes ya sea orientándolos o resolviendo algunas dudas (es importante que nunca hagas la tarea por ellos, en todo caso enséñales cómo acceder a la información que necesita saber para resolver algo o repasa con ellos el procedimiento para solucionarlo).

estudiar en vacaciones tarea ¿Debo hacer que mis hijos estudien en vacaciones?

Por último: dales variedad; alterna deberes de estudio “pesados” con otros que sean más ligeros y divertidos ¿o a ti te gustaría que tu jefe en la oficina te pusiera sólo trabajo duro?

Si decidiste que tus hijos deben descansar en sus vacaciones

Los que defienden el “descanso” en vacaciones son muchos, pero hay matices y variantes, aunque la mayoría coincide en considerar que las vacaciones no son necesariamente un frenazo brusco y definitivo al aprendizaje, sino un espacio intermedio en el que la formación los hijos queda enriquecido con elementos no institucionalizados, tales como el contacto con la naturaleza, la calle, las artes, el juego y la propia familia.

En este sentido nosotros como padres podemos hacer mucho por la formación de nuestros pequeños sin que ellos se den cuenta siquiera que están aprendiendo conocimientos o habilidades por ejemplo:

1.- Llévalo a un museo o planetario
No sólo los museos son para adultos, la mayoría cuentan con visitas guiadas sólo para niños, algunas de ellas incluyen dinámicas, ejercicios y talleres donde ellos pueden aprender y dar rienda suelta a su creatividad y puedes encontrar al menos uno en cada estado.

2.- Llévalo a un zoológico en la ciudad
O a un hábitat más natural como los que se encuentran en las afueras de ciertas ciudades, así le podrás enseñar más de la naturaleza, incluso una excursión a una montaña cercana, grutas o ríos puede ser una experiencia totalmente enriquecedora.

estudiar en vacaciones zoo ¿Debo hacer que mis hijos estudien en vacaciones?

3.- Llévalo al teatro
¿Recuerdas cuando vistes tu primera obra de teatro? Esta es realmente una experiencia nueva para tu hijo y si no encuentras una obra apropiada para su edad, también hay teatro de títeres y marionetas que generalmente escenifican cuantos clásicos para niños como Caperucita Roja, o Juan Sin Miedo.

4.- En casa también se aprende
En lugar de ver una película, pueden ver un documental, sobre temas de interés científico, artístico o social enfocado para niños, hay mucho material de ese en los canales de paga y por medio de internet en sitios como YouTube, también puedes enseñarles otras habilidades que le servirán en su vida, como cocinar algo sencillo, coser algún botón, cantar, bailar, recitar poemas de memoria, hacer o representar una pieza teatral con toda la familia o ¿por qué no? hacer tu propia película con la cámara del celular.

5.- Tiempo de lectura
Este tiempo libre es perfecto para que hagan de la lectura una afición, puedes comenzar contándole cuentos en la noche y luego dejándolos a la mitad para que se “pique” y te pida terminarla. También es buena idea empezar a regalarles historietas y “comics” de sus personajes favoritos. La lectura es un regalo que sirve para toda la vida.

estudiar en vacaciones leer 2 ¿Debo hacer que mis hijos estudien en vacaciones?

6.- Llévalo a que conviva con la familia
Pulir sus habilidades sociales es muy importante y esto sólo se aprende con la convivencia, llévalo con sus primos, amigos y conocidos, también conversar con adultos lo ayudan mucho a adquirir vocabulario, aprender conceptos nuevos y a cómo manejan la conversación los más grandes.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad y te amplíen un poco las opciones para que puedas decidir, dependiendo de cómo sea tu hijo y cómo quieras llevar su educación, después de todo, tú lo conoces mejor que nadie.