#

Encuentra un pasatiempo para tu hijo.

25/09/2015

Sin duda, la educación es un legado importante que los padres dejaremos a nuestros hijos. Pero el mundo es más que sólo conocimiento: se necesita pasión y talento para lograr un desarrollo pleno. Así como nosotros tenemos pasatiempos que nos apasionan o actividades que despejan nuestra mente (y si no los tienes, este artículo podrá ser útil para encontrar el tuyo también), los niños necesitan los suyos.

Seguramente en la escuela habrá actividades extracurriculares que puedan interesarle. La mayoría de los talleres que se imparten son deportes, música o pintura; sin embargo, es recomendable buscar una actividad fuera del colegio.

Aquí te compartimos sencillos consejos para descubrir el talento y pasión de tu hijo:

 

  • Intenta de todo. La única manera de saber si algo nos agrada es probándolo, lo mismo ocurre con nuestros pasatiempos. Si tu hijo aún no sabe qué es lo que le gusta o para qué es bueno, éste es el primer paso para descubrirlo. A los niños les encanta hacer cosas nuevas, sin duda estará entusiasmado de agregar una actividad nueva a su vida. Recuerda que no necesariamente tienen que ser talleres o cursos, también hay actividades en casa como armar rompecabezas o coleccionar cosas.

 

foto1 Encuentra un pasatiempo para tu hijo.

  • Entusiásmalo. Emociónate con él por intentar algo nuevo o con su reciente pasatiempo. Hazle sentir que para es ti importante en lo que decidió desenvolverse. Si optó por clases de música, es bueno que comiences a llevarlo a pequeños conciertos o festivales para que se dé cuenta de lo que puede lograr. Por otro lado, si empieza a sentirse desalentado porque no resultó cómo él imaginaba, entusiásmalo a seguir intentando. Está de más decir que cualquier campeón de deportes llegó hasta ahí por su perseverancia.

 

foto2 Encuentra un pasatiempo para tu hijo.

 

  • Diviértanse. Este paso es el más importante de todos. No hay prisa en descubrir un hobby, tal vez la búsqueda de uno es lo mejor que puede haber porque le permite conocer sus capacidades y compartirlas con sus papás. Un pasatiempo tiene la intención de relajar para olvidarse de las tareas cotidianas, por tanto no debe de sentirse presionado.

 

foto3 Encuentra un pasatiempo para tu hijo.

 

Este consejo no sólo aplica para tu hijos, los adultos también debemos tener un pasatiempo que nos permita canalizar el estrés del diario vivir. Quejarse del tráfico, tomar café en las mañanas para despertar o estar en el celular no cuentan como pasatiempos, mejor invierte ese tiempo para recordar aquello que disfrutabas hacer en tus ratos libres.