#

Que el otoño no te tome desprevenida ni a ti ni a tu hijo

08/09/2014

Llega el otoño y con él los cambios de temperatura… y las enfermedades relacionadas como la gripa, los resfriados, la tos, etcétera. Por eso es importante hacer un plan de acción para prevenir este tipo de padecimientos y que nuestros niños estén sanos y contentos toda la temporada. Aquí te dejamos algunas medidas que le hará más difícil a cualquier enfermedad apoderarse de sus cuerpecitos ¿quieres conocerlas?

Aire libre

Los virus y bacterias prefieren los lugares cálidos y encerrados para reproducirse, el aire limpio y fresco no es un hábitat adecuado para ellos, así que si tu hijo pasa tiempo jugando o paseando en parques, montañas, bosques, mar o cualquier lugar abierto y pleno de árboles, esto será de mucha ayuda para evitar que tu hijo pesque alguna enfermedad por las vías respiratorias.

ninos otono main Que el otoño no te tome desprevenida ni a ti ni a tu hijo

Ambientes limpios

Si no es posible pasar más tiempo al aire libre, se debe hacer todo lo posible para que los sitios que frecuente nuestro hijo estén limpios y lo más sanos posible, hay que evitar las aglomeraciones o lugares con mucha gente como centros comerciales, cines, restaurantes o salas comunes. Y si están en tu casa, cerciórate que las ventanas estén abiertas para que fluya el aire, y que las superficies que más contacto tengan con los niños esté desinfectadas (perillas de las puertas, mando del videojuego, mesas, control remoto,  juguetes, etcétera).

woman cleaning kitchen Que el otoño no te tome desprevenida ni a ti ni a tu hijo

Cambios bruscos de temperatura

Una de las principales causas de gripas y resfriados es el cambio drástico de temperatura o contraste térmico, por eso es importante no mantener una calefacción muy fuerte si se planea salir de casa, tampoco que anden con chaqueta cuando estén adentro, esta se pone un poco antes de salir. Tampoco es recomendable vestirlos de “más” porque, si bien no es bueno que pasen frío, el exceso de ropa los puede hacer sudar y un aire frío en su cuerpecito es mucho más dañino si está húmedo.

BabyinCoat2 Que el otoño no te tome desprevenida ni a ti ni a tu hijo

Lavarse las manos

Parece increíble pero una de las recomendaciones más sencillas y efectivas para evitar los contagios es lavarse las manos frecuentemente, ya que como sabemos, nuestros niños todo el tiempo están tocando cosas, gente, animales, etcétera y luego se llevan las manos a la boca… si éstas están libres de virus y bacterias será más difícil que se enferme.

Lavarse las manos de forma divertida 1 Que el otoño no te tome desprevenida ni a ti ni a tu hijo

Alimentación

La naturaleza es verdaderamente sabia y asombrosa, nos provee en los climas fríos frutas de temporada que naturalmente nos protege de enfermedades. Hay que consumir futas que tengan vitamina C como la naranja, o las mandarinas. Pero también las peras y las uvas que además de nutritivas les encantan a los niños por su alto contenido de azúcares naturales. Si quieres que además rebosen de energía puedes darles en lugar de papitas y comida chatarra, nueces, cacahuates y frutos secos, que con chilito, son irresistibles.

Vacunas

Es una buena idea ir con el pediatra en cuanto se venga el cambio de estación para revisar que esté sano y de ser necesario se le administren vacunas preventivas o se le receten complementos alimenticios o vitaminas.

Deporte

Un niño que hace ejercicio tiene las defensas de su organismo más altas que uno que no hace nada, así que no olvides esta parte importantísima de su salud, que además le trae otros muchos beneficios como el control de peso, mejor condición física, mejor desarrollo mental, mejor coordinación y muchos otros etcéteras.

calcio ninos deportistas Que el otoño no te tome desprevenida ni a ti ni a tu hijo

Fácil ¿no? Esperamos que estos sencillos consejos te ayuden a mantener a tus hijos (y a toda tu familia) sanos, contentos y sonrientes toda la estación.