#

¿Qué significan las emociones de mi hijo?

07/07/2014

¿Qué significan las emociones de mi hijo?

A medida que nuestro bebé crece sus capacidades físicas e intelectuales se van ampliando y mejorando; con esto también se aumentan la complejidad y rango de sus emociones pero ¿qué significan? ¿Qué hay detrás de ellas? Aquí te lo contamos.

Hay 6 tipos de emociones que experimentan los niños (todo el mundo en realidad):

Miedo: Anticipación de una amenaza o peligro (real o imaginario) que produce ansiedad, incertidumbre, inseguridad.

Sorpresa: Sobresalto, asombro, desconcierto. Es muy transitoria y nos permite una aproximación cognitiva para saber qué está ocurriendo.

Aversión: Disgusto o asco hacia aquello que tenemos delante.

Ira: Rabia, enojo que aparece cuando las cosas no salen como queremos o nos sentimos amenazados por algo o alguien.

ira ¿Qué significan las emociones de mi hijo?

Alegría: Sensación de bienestar y de seguridad que sentimos cuando conseguimos algún deseo o vemos cumplida alguna ilusión.

Tristeza: Pena, soledad, pesimismo ante la pérdida de algo importante o cuando nos han decepcionado.

tristeza ¿Qué significan las emociones de mi hijo?

Estas emociones les sirven para expresarse y en respuesta a sucesos que ocurren a su alrededor. A través de ellas, el niño manifiesta lo que le molesta, lo que le da miedo, lo que siente, lo que le gusta o disgusta. Se adapta al medio ambiente a través de ellas, ya que sus principales emociones surgen de sus necesidades básicas, por ello su emotividad es mayor que la de los adultos y por eso se altera más fácilmente.

Como padres debemos aprender a conocer las distintas conductas o manifestaciones emocionales del niño para poder ayudarle a manejarlas adecuadamente, pues el proceso de autorregulación es fundamental para el desarrollo del niño, ya que por medio de ellas, sabemos cómo se siente, lo que desea o necesita. Debemos recordar que los regaños con amenazas, la represión, el rechazo o los golpes hacen que el niño reprima a su vez lo que quiere manifestar, lo cual le provoca inseguridad. Por el contrario, el cariño, la confianza, la protección y el cuidado favorecen el desarrollo de una personalidad segura.

Existen varias formas para enseñarle a tu hijo a conocer y manejar sus emociones, por ejemplo describirles en qué consiste cada una con palabras que entiendan:

Miedo: Lo sentimos cuando estamos ante un peligro. Algunas veces es por algo real, pero otras ocurre por algo que nos imaginamos.

Sorpresa: La sentimos como un sobresalto, por algo que no nos esperamos. Es un sentimiento que dura muy poquito y que sirve para orientarnos.

Tristeza: La sentimos cuando perdemos algo importante o cuando nos han decepcionado. A veces da ganas de llorar.

Enfado: Lo sentimos cuando alguien no nos trata bien o cuando las cosas no salen como queremos.

Alegría: Ocurre cuando conseguimos algo que deseábamos mucho o cuando las cosas nos salen bien. Nos transmite una sensación agradable.

Jugando es una muy buena forma de hacerlos reconocer las emociones; se le pueden enseñar dibujos o imágenes de caras con distintas expresiones (miedo, alegría etcétera), y hacer que adivine cada una de ellas.

Emociones 3 ¿Qué significan las emociones de mi hijo?

También puedes contarle historias o preguntas como los siguientes para que él se involucre y las conteste:

Te encuentras en una zona nublada del bosque, no ves muy bien lo que hay a tu alrededor pero de repente, ¡¡¡auuuuuu!!! Un aullido de lobo resuena. Tu corazón se acelera y te tiemblan las piernas.
¿Qué sientes en ese instante?
A) Vergüenza
B) Miedo

Andrea estaba haciendo su tarea cuando su hermano pequeño le rayó los ejercicios.
¿Cómo se sentirá?

¿Cómo te sentirías si…?

…un compañero de tu clase te dice “tú no puedes jugar”.
…un amigo te dice que empujes a otro.
…un compañero te rompe el dibujo que habías hecho.
…un conocido te dice que te burles de otro.

Es necesario y esencial explicarle que tener sentimientos y emociones es normal y que hay que aprender a lidiar con ellas y ofrecerle métodos para controlarlas mejor como:

Alejarte del lugar
No volver hasta estar tranquilo
Respirar profundamente
Pensar en otra cosa
Contar hasta 10
Pasear
Hablar con un compañero
Escuchar música
Leer
Jugar
Hablar con tus amigos
Imaginarte que estás en otro lugar
Ver la TV
Recordar la letra de una canción

control de emociones ¿Qué significan las emociones de mi hijo?

Lo importante es que tengas consciencia de que tu hijo te observa en todo momento y aprende a comportarse de acuerdo a cómo te comportas y si ve que lo regañas por no controlarse y tú misma no lo haces, solamente lo confundirás. Hay que tener mucha paciencia y predicar con el ejemplo.

padre e hijo en el mar ¿Qué significan las emociones de mi hijo?

Ahora que ya sabemos de qué se trata podemos actuar en consecuencia. Esperamos que estos tips te ayuden a comprenderlo y que tu hijo aprenda cómo lidiar, reconocer y disfrutar mejor sus emociones.